fbpx

Cada vez que alguien me dice que no soy lo suficientemente empática porque “seguramente no has pasado por momentos difíciles y de desempleo como ahora”, se me vienen a la mente algunos recuerdos y momentos de mi vida que me hicieron fuerte, que me hicieron crecer profesionalmente y luchar por lo que quiero y también momentos en donde era muy difícil tan siquiera despertarse por la mañana.

Vuelvo a vivir los errores que cometí y los momentos de dolor que la vida me regaló y lo que aprendí de ellos. Algunas circunstancias que me ayudaron a ser quien soy ahora fueron:

  1. Una depresión por una relación que no funcionó. ( depresión diagnosticada y tratada).
  2. Desempleo porque renuncié a un trabajo que cualquiera hubiera deseado pero que en ese momento no lo sentía para mi. (Error #1 en mi carrera profesional).
  3. Mucha dificultad económica porque encontrar un trabajo como el que tenia era difícil, ya que nadie entendía mi renuncia anterior.
  4. Depresión #2 porque exactamente el día que tenía programada una de las inseminaciones artificiales para poder tener un hijo, me despidieron injustificadamente de un empleo. A consecuencia de ésto efectivamente el procedimiento no dio resultado por la carga emocional y de estrés con la que entré al mismo.
  5. Emprender mi firma consultora en reclutamiento y recursos humanos y al no tener idea de cómo empezar un negocio cometí muchos errores que me costaron todos mis ahorros.
  6. Depresión #3, después de varios años de intentos para tener un hijo logramos un embarazo y a unos cuantos días de tener a mi linda Emilia con nosotros, mi hermano mayor y único varón de mi familia es ingresado al hospital a los 41 años por un infarto cerebral y fallece a los dos días de nacer mi hija. Momento muy difícil, pero decidí que no me venciera la tristeza de ver cómo mis padres sufrían dicha perdida y bueno, no quedaba otra que sacar la casta y a mi familia adelante.

Hoy puedo decir, que gracias a estos momentos de mucho dolor y frustración que marcaron mi vida soy quien soy hoy, una mujer fuerte y convencida de lo que quiero y dispuesta a seguir recibiendo aprendizajes y lecciones. Hoy en día tengo, junto con mi eterna compañera y esposa, dos empresas en crecimiento constante y con equipos increíbles que no auguran menos que mucho éxito y mi deseo más grande es que tú seas mejor que yo, que te ahorres unos cuántos tropiezos si es posible o que llegues antes que yo a donde tú quieres.

Así que todo el que quiera saber cómo puede brincar uno que otro error o momento difícil en su vida puede estar seguro que hablo siempre en base a experiencia propia y no de ningún caso de libro. Sin embargo, no olvides que estos momentos de crisis son los que nos hacen grandes y habrá algunos que NO podrás evitar y te juro que no querrás omitirlos.

Sigamos caminando con fuerza y hacia adelante y todos saldremos de esta victoriosos! Todavía hay mucho por hacer y vienen cosas muy buenas para todos, porque después de una gran crisis siempre viene crecimiento y repunte, pero sobretodo mucho aprendizaje.

Deja tu respuesta

×

WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?